sábado, 31 de octubre de 2015

Y algo queda, queda, queda - Alejandro Bentivoglio


Hoy por la mañana se conoció la noticia de que el genocida más famoso del mundo, Adolf Hitler, no tiene su virilidad completa. El desliz provino de uno de sus allegados que reveló la información a un reportero luego de tener una violenta discusión sobre bigotes con el dictador que hace enamorar a todas las jóvenes alemanas. Las miradas acerca del ultraje se centraron en el jefe de las SS, Heinrich Himmler, quien desde siempre ha guardado un oculto odio y envidia hacia el pelo engominado del führer.
¡Yo no tengo los testículos de nadie! bramó Himmler ante las preguntas insistentes de los periodistas.
Eva Braun, por su parte, se mostró despreocupada. En una entrevista concedida al Expreso Nazi, afirmó que desde que se conoció la tragedia, el ministro Goebbels no ha dejado de repetirle que Adolf tiene todos sus genitales, todos sus genitales, todos sus genitales, todos sus genitales.

Acerca del autor:
Alejandro Bentivoglio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada