martes, 16 de febrero de 2016

La nube: girando, del pasado al futuro - Raquel Sequeiro


Y la habitación giraba sola, conteniendo miles de destellos en los que yo me perdía, camuflada entre los trozos de luz y de sombra, entre la explosión de todas aquellas partículas, que, como un huracán, tenía un punto en el centro en que conseguía que jamás colisionaran.
Me sentí arrastrada por ese vaivén de agua, luz y electricidad, tanto que quise regresar a la puerta, pero ya el remolino era tan grande que no podía hacer. Estirada como un junco, esperaba, apenas sin respiración y los párpados apretados fuertemente, un milagro, uno de esos extraños sucesos sin explicación. Los esqueletos giraban conmigo, trozos de piel se me adherían al cuerpo vestido, en cuanto al espejo, ese fusiforme animal que consigue traspasarte hasta dejarte desnudo… lo encontré en un lugar oscuro, donde una voz me preguntó si era Cecilia Valen, y yo le dije que sí. Lo posterior fueron unas cuantas intervenciones quirúrgicas, tratando de quitar todo lo abyecto. Me pregunté por qué la curación dependía de Jonathan, un médico de pueblo, y allí estaba, en su cama, descansando, una dolorida mujer que ocultó el rayo sagrado en una cómoda y regresó a la cama corriendo, con la sangre resbalando por las piernas, hasta llegar a los hermosos pies, y él nunca sabría que yo era diferente, que había encontrado lo que el aún no había descubierto: el secreto de la inmortalidad.

Acerca de la autora: 
Raquel Sequeiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada