jueves, 4 de febrero de 2016

La mejor jugada – Sergio Gaut vel Hartman


—¿Ustedes creen que los jugadores saben que nosotros tenemos conciencia, sentimientos; que sufrimos cuando nos eliminan del tablero, cuando cae un compañero; que morimos un poco cada vez que nuestro rey resigna la partida? ¿Pensaron alguna vez en eso cuando la mano los aferra y los conduce de aquí para allá siguiendo los dictados de sus caprichos? Nunca lo pensaron, ¿verdad?
El joven alfil, influido por las ideas que suelen quedar flotando sobre los escaques cuando el juego finaliza, trataba de generar un estado de reflexión crítica entre los miembros de su auditorio formado por peones cerriles, torres estúpidas y caballos apenas más que fogosos que brutos. Y como no obtuvo respuesta, esperó con mansedumbre a que el humano de turno lo despegara de efe uno para llevarlo a be cinco. Estaba seguro de que algún día podría establecer contacto con el ajedrecista y hasta sugerirle una mejor jugada.

Acerca del autor:
Sergio Gaut vel Hartman

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada