martes, 16 de febrero de 2016

Brutal - Mane Herrera López


“Vine por algo. Concretamente vine a tu cama”.
El golpe de sinceridad le nubló la mirada. Era una desgraciada, pero le gustaba. “Acompañame”, respiró. Se dejó caer en la silla del comedor y encendió un cigarrillo.
Ella se quedó junto a la puerta.
El humo envolvió los cuerpos distantes, apenas conocidos. Las palabras salieron como fantasmas de su boca y el temor comenzó a fundirlos. Ella se acercó y le tomó la mano y el brazo y el hombro y el cuerpo entero. Lloró. Y otra vez fue demasiado honesta.
“Vine por algo. Concretamente vine a tu cama, a tus sábanas, a tu cuerpo… Vine por tu alma y por tu voz, por tus secretos y por los mios. Vine a quedarme”.

Acerca de la autora:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada