martes, 22 de diciembre de 2015

La playa - Enrique Tamarit Cerdá


«Sobre la espuma blanca de las olas se concentraban repugnantes manchas oscuras de aceites y combustibles. El mar batió con fuerza la playa durante la noche y en la orilla se amontonaba una amalgama de desperdicios. Pardas bolas de algas rebozadas en arena rodaban entre medusas, conchas de moluscos y peces muertos a los que, indefectiblemente, faltaban los ojos. Una inusual aglomeración de gaviotas festejaba aquel vertedero diverso. Ese paisaje lúgubre no era menos fascinante para mí que el de las dunas limpias en los días calmos. Con algún desasosiego emprendí mi carrera matinal, sorteando obstáculos. Mucho rato después, alcé la vista y quedé paralizado de terror al verme rodeado por aquellas aves sucias y voraces. Tal vez usted no me crea, la reminiscencia cinematográfica es inevitable…» Entonces el ciego se quitó las gafas oscuras y me mostró sus cuencas vacías.

Acerca del autor:
Enrique Tamarit Cerdá

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada