jueves, 31 de diciembre de 2015

El patriota y el banquero - Ambrose Bierce


Un Patriota que, siendo pobre, había accedido a un puesto en el gobierno, y lo había abandonado rico, se presentó en un Banco, donde deseaba abrir una cuenta.
—Con mucho gusto —dijo el Banquero Honesto— será un placer para nosotros hacer negocios con usted; pero primero tiene que convertirse en un hombre honesto, devolviendo todo lo que robó desde el Gobierno.
—¡Bendito cielo! —exclamó el Patriota—. Si hago eso, no me quedará nada para depositar en el Banco.
—No me parece —respondió el Banquero Honesto—. Nosotros no somos todo el pueblo americano.
—Ah, comprendo —contestó el Patriota, reflexionando—. ¿En cuánto estima la proporción que le corresponde al Banco, del dinero que el país perdió por mí?
—Un dólar —respondió el Banquero Honesto.
Y con orgullosa conciencia de servir a su país con sabiduría y propiedad, cargó esa suma en la cuenta.

Acerca del autor:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada