sábado, 19 de marzo de 2016

Pisar caca - Fernando Andrés Puga


A juzgar por lo que piso cada mañana en el umbral cuando salgo para la oficina, a esta altura debería ser multimillonario. Pero no. ¿A quién se le habrá ocurrido semejante tontería?
Hoy salí preocupado. El jefe me pidió que fuera unos minutos antes porque tenía que comunicarme algo personal. Cuando bajé la vista y descubrí que no había nada en el umbral, caí en la cuenta de que, si no hacía algo para impedirlo, hoy no sería precisamente un ascenso lo que se me notificaría. Me senté a esperar que pasara mi vecinita con su caniche toy.

Acerca del autor
Fernando Andrés Puga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada