martes, 22 de marzo de 2016

¡Ni gota! - Jorge Ariel Madrazo


Todo estaba listo para la boda. La víspera, en la cena de a dos, ella alargó una mano para servir los últimos chorros del íntimo champán y los escanció en su propia copa, bromeando: “Tú no te lo mereces, aún no eres mi marido”. Él celebró la broma. Meses más tarde se casó con otra mujer, ésta sí perfecta: era abstemia.

Acerca del autor:
Jorge Ariel Madrazo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada