lunes, 7 de marzo de 2016

Argumentos a favor del uso de las gomeras - Daniel Frini


Mi abuela supo siempre cuándo le robé alguna galleta, comía golosinas a escondidas después de lavarme los dientes, o me quedaba con dos insulsas monedas del vuelto.
«Me lo contó un pajarito», decía.
Toda mi infancia traté de superar a la vieja, pero nunca lo logré
—¿Por qué no fuiste a la escuela ayer?
―¿Cómo que no fui, Nona?
—Ayer faltaste a clases.
―¡Noo!
—No mientas ―y agregaba la frase lapidaria—. Me lo contó un pajarito.
Tarde entendí de la connivencia rayana en contubernio entre abuelas y aves.
Los pájaros —malditos sean; viles informantes, soplones, chivatos, delatores, botones― conforman una red insuperable de espías al servicio de las generaciones adultas que pergeñan inicuos planes en contra de la mejor y más sana infancia.
No les tendré piedad.

Acerca del autor:
Daniel Frini

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada