lunes, 11 de enero de 2016

Los insospechados caminos del subconsciente - Anna Rossell


Sostenían una relación sórdida. Su vínculo no era cálido, sino correoso como un cartílago, era pésimo. Hablaban lo mínimo y las escasas palabras que cruzaban, provocadas siempre por algún cáustico estímulo, tenían sobre el otro el efecto de un látigo, una rápida descarga de veneno pestífero que rasgaba la tenue película que les unía. Que el vástago de aquel nexo fuera un místico parecía tan insólito como el ébano blanco. Sin embargo, la ciencia psiquiátrica trató el tema explicando el fenómeno como un intento válido de huída de una realidad bárbara. Se convirtió en un icono. Muchos individuos con infancias traumáticas siguieron su ejemplo y eludieron así la locura.

Acerca de la autora:
Anna Rossell

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada